Recomendaciones para el momento de la recepción de una víctima de violencia sexual

La recepción puede ser un momento de mucha tensión para los equipos de salud. Por ello, es recomendable utilizar la historia clínica (HC) diseñada con este fin como guía de la entrevista y de los pasos a seguir y en caso de derivación debe remitirse la misma para que la persona no deba pasar por el mismo interrogatorio y revisación y evitar así la revictimización.

En ningún caso debe solicitarse como requisito para la atención la realización de la denuncia.

• Favorecer la comunicación, la escucha activa, la confianza.
• Creer en su palabra, sin culpabilizar, sin revictimizar ni influenciar sus decisiones.
• Asegurar la confidencialidad del relato.
• Garantizar un ambiente de privacidad y tener en cuenta el estado emocional de la persona.
• Respetar su voluntad si no quiere compartir lo que le sucedió con otras personas, incluidos sus familiares.
• Permitir la presencia de un/a acompañante, si la persona lo desea.
• Respetar la identidad de género en la conversación y en los registros.
• Dar a elegir el género de quienes la atiendan, si esto es posible.
• Evitar que tenga que repetir el relato de lo ocurrido: unificar el registro de datos en la HC.
• Realizar un abordaje interdisciplinario o bien derivar en forma asistida a los servicios de salud mental y servicio social.
• Solicitar su consentimiento para la realización de las prácticas médicas y procedimientos elegidos.
• Informar de manera clara y sencilla las prácticas médicas y procedimientos que se pueden realizar; si existieran alternativas terapéuticas, detallar las ventajas y desventajas de cada una para garantizarle su libre elección.
• Ofrecer anticoncepción de emergencia tan pronto como sea posible, y el tratamiento para la prevención de VIH, teniendo en cuenta que son más eficaces cuanto más precozmente se provean.
• Generar un ambiente de empatía, en especial si se trata de NNA, en el que puedan expresar sus necesidades y temores. Utilizar un lenguaje sencillo, formular preguntas simples, repetir las preguntas si fuera
necesario -hacerlo con cuidado y consideración-.
• Informar a la persona sobre su derecho a interrumpir el embarazo si se detecta que producto de la violación ha quedado embarazada.
• Explicar que es su derecho acceder a la justicia, que este derecho incluye la posibilidad de denunciar el hecho, para que la justicia investigue y sancione al agresor y la víctima reciba una reparación por el daño sufrido.
• Realizar los procedimientos de toma de muestras de tal forma que cumplan con los recaudos procesales exigidos en cada jurisdicción ya que pueden servir como pruebas en un eventual proceso judicial.
• Si la violencia sexual se ejerció contra una persona menor de 18 años, el equipo de salud deberá comunicarlo a los organismos de protección de derechos de la jurisdicción y hacer la denuncia respetando las condiciones personales de la niña, niño o adolescente, valorando su madurez y autonomía progresiva.
• Si las víctimas son personas con discapacidad deberá tenerse en cuenta el tipo de discapacidad, las preferencias y decisiones de las víctimas y cómo desean manejarse con quienes las acompañan si es que necesitan apoyo.
• Tener en consideración la presencia de intérpretes para personas que no hablen el idioma o tengan dificultades para hacerlo.
• En caso de derivación, ésta debe ser referenciada.

NOTA
Este apartado integra el  “Protocolo para la Atención Integral de Personas Víctimas de Violaciones Sexuales”.

 

__________

 

 

Categories: Contratos, Cláusulas y Documentos